Maneras Alternativas de Combatir la Gripe

Image for alternative flu methods Incluso con los esfuerzos de vacunación modernos, la gripe infecta aproximadamente del 5 a 20% de estadounidenses cada año. Y mientras la mayoría de nosotros sufrimos esto y nos sentimos mejor en una semana más o menos, la gripe mata a un aproximado de 36,000 estadounidenses cada año y manda al hospital a aproximadamente 200,000. Los virus de la influenza pueden también causar pandemias, tales como la de año de 1918, la cual mató a al menos 20 millones de personas a nivel mundial.

La prevención es la clave para minimizar la morbilidad y la mortalidad relacionada con la gripe, así que la reciente escasez de la vacuna ha causado una gran cantidad de preocupación; especialmente para los individuos con sistemas inmunes comprometidos. Otro problema es que, incluso cuando una vacuna no es escasa, muchas personas que podrían beneficiarse (fundamentalmente la gente mayor y los niños pequeños) simplemente no reciben la vacuna como deberían.

Pero mientras la vacuna sigue siendo el mejor método de control, existen otros métodos de tratamiento y prevención. Ciertamente usted puede hacer esfuerzos para mantener fuerte su sistema inmunológico y reducir su riesgo de exposición a los virus. Además, ciertos medicamentos antivirales pueden ayudarlo a acortar la duración y gravedad siempre y cuando ésta ataque. También, estos medicamentos a veces son prescritos para prevenir nuevas infecciones.

La Escasez de la Vacuna

Dos tipos de virus causan la la gripe, influenza A e influenza B, cada una de las cuales tiene varias variedades diferentes. La influenza A es más común y severa que la influenza B. Los virus mutan un poco entre cada temporada de gripe y las variedades dominantes varían cada año. A su vez, los científicos tienen que adaptarse a la vacuna contra la gripe anualmente para que se dirija a esas variedades que se espera que sean las más generalizadas.

También las autoridades de la salud tienen que predecir la demanda del consumidor por la vacuna en un año determinado. El proceso de producción involucra muchas conjeturas. En los años cuando la vacuna iguala exitosamente a las variedades apropiadas de gripe, se puede esperar una tasa de protección del 70% al 90%.

Los errores de fabricación, tales como el fiasco de contaminación en Gran Bretaña en el 2004, también pueden afectar a la producción. En 2004, la Chiron Corporation notificó a los Centers for Disease Control and Prevention (CDC) que ninguno de sus suministros de la vacuna contra la influenza estarían disponibles para los Estados Unidos debido a la incapacidad para asegurar de que no estuvieran contaminados. Como resultado, aproximadamente la mitad de las 100 millones de dosis anticipadas fueron repentinamente imposibles de conseguir. En el apuro para derrotar el punto máximo de la temporada, las autoridades de salud lograron asegurar más vacunas. Al final, obtuvieron dosis extras de los fabricantes de vacunas competidores, resultando en un total de aproximadamente 60 millones de dosis disponibles.

Para hacer un uso óptimo de este suministro limitado, los CDC desarrollaron indicaciones para la distribución de vacunas, dando prioridad a las personas con complicaciones de alto riesgo, tales como bronquitis, neumonía y otras infecciones más serias. Otros grupos de alto riesgo incluyen:

  • Niños de seis meses a cinco años de edad
  • Niños de más de 5 años de edad con ciertos factores de riesgo
  • Mujeres embarazadas
  • Gente de 50 años de edad en adelante
  • Gente con ciertas enfermedades médicas crónicas
  • Gente que vive en residencias para las personas de la tercera edad o instalaciones de cuidado de largo plazo.
  • Personas que tienen contacto cercano con cualquier otra persona que se mencionó anteriormente
  • Personas que tienen contacto cercano y cuidadores externos de niños menores de seis meses de edad
  • Trabajadores de asistencia médica

La http://www.cdc.gov/flu/ tiene actualizaciones sobre el suministro de vacunas.

Defensas Adicionales    TOP

Entonces, si usted no pertenece a uno de los grupos prioritarios de los CDC y, de hecho, no recibe una vacuna contra la gripe, ¿qué más puede hacer para protegerse de la gripe? Primero, recuerde que sólo ha escaseado la forma inyectable de la vacuna contra la gripe. La vacuna de aerosol nasal (la cual no necesita agujas) ha estado sistemáticamente disponible, es efectiva y se puede usar en la gente sana de los 2 a 49 años de edad (que no estén embarazadas).

Reduzca Su Riesgo de Infección

Los CDC recomiendan tomar las siguientes medidas para evitar que usted y otros se enfermen:

  • Evite contacto cercano con alguien que esté enfermo
  • Quédese en casa cuando esté enfermo
  • Cubra su boca y nariz cuando tosa o estornude
  • Lave sus manos a menudo; que es el medio número uno para propagar los gérmenes.
  • Evite tocar sus ojos, nariz o boca; ya que es casi imposible mantener sus manos limpias ¡en todo momento!

Es también una buena idea (como siempre) dormir suficiente, ingerir comidas nutritivas, tomar mucha agua, hacer ejercicio regular y encontrar maneras para controlar el estrés en su vida. Esto mantendrá su sistema inmunológico fuerte durante toda la temporada de frío y gripe.

Inyéctese Medicamentos Antivirales

Además de la vacuna, los medicamentos antivirales han sido recientemente usados tanto para prevenir como para tratar la gripe. Con frecuencia son usados como una medida preventiva secundaria en los individuos de alto riesgo que también han sido vacunados. Los fármacos antivirales funcionan inhibiendo la propagación del virus dentro del sistema respiratorio superior. Específicamente, los siguientes cuatro fármacos de prescripción están aprobados por la Food and Drug Administration y están comercialmente disponibles en los Estados Unidos:

  • Amantadina (Symmetrel) "un medicamento oral para la prevención y el tratamiento de influenza A
  • Rimantadina (Flumadine): un medicamento oral similar a la Amantadina pero con menos efectos secundarios, también se utiliza para la prevención y tratamiento de influenza A
  • Oseltamivir (Tamiflu): un medicamento oral más reciente, para la prevención y tratamiento de influenza A y B
  • Zanamavir (Relenza): un fármaco inhalado más reciente, similar al Oseltamivir, para el tratamiento sólo de influenza A y B

Como prevención, estos fármacos son aproximadamente del 70% al 90% efectivos para la mayoría de los adultos. Pero mientras sean tan efectivos como la vacuna, necesitan ser tomados sistemáticamente durante todo el periodo de gripe, lo cual incrementa enormemente sus riesgos y el gasto comparado con la vacuna. El tratamiento, puede reducir los síntomas de la gripe y reducir su duración por un promedio de 1 a 2 días o más, si se toman dos días antes de enfermarse. (Entre más pronto se administren, más efectivos serán.) También pueden hacerlo menos contagioso para otras personas.

Sin embargo, es incierto, si los antivirales pueden tratar los casos más severos y mortales de gripe en individuos con alto riesgo. Por lo tanto, los posibles efectos secundarios varían desde náuseas hasta ansiedad, dependiendo del medicamento. Además, no necesariamente se recomienda para todos los individuos o todos los grupos de edad. Relenza, por ejemplo, no se recomienda para la gente con asma o con enfermedades renales crónicas o para niños de menos de siete años de edad. Como sucede con cualquier fármaco de prescripción, necesitará discutir su historial médico con su doctor antes de decidir si un fármaco antiviral es adecuado para usted. Todos los antivirales tienen que ser prescritos por un médico y tomados durante cinco días.

El Control de la Gripe en el Futuro    TOP

Aunque es probable que otra escasez de vacuna ocurra en el futuro, es importante tener en mente que incluso cuando haya suficiente, ninguna vacuna es infalible. Los desarrolladores no siempre tienen éxito. Por ejemplo, una vacuna reciente contra la gripe aparentemente protegió sólo aproximadamente el 38% de aquellos con una enfermedad de alto riesgo y el 52% de los individuos sin enfermedad de alto riesgo.

Una gran ventaja de los antivirales sobre las vacunas es que pueden ser efectivas contra un número de variedades de influenza. Sin embargo, algunas variedades de gripe pueden volverse rápidamente resistentes a la Amantadina y Rimantadina. Aún, si una variedad no prevista de gripe (una que no fue blanco de la vacuna) golpeara, un suministro abundante de antivirus sería esencial para salvar miles de vidas. Y puesto que muchos especialistas especulan que es sólo cuestión de tiempo la venida de otra temporada de influenza de proporciones pandémicas, bien prodría justificarse el mantener un suministro adecuado de medicamentos antivirales.

Fuentes Adicionales:

Centers for Disease Control
http://www.cdc.gov/
National Center for Infectious Diseases
http://www.niaid.nih.gov/default.htm

FUENTES DE INFORMACIÓN CANADIENSES:

Referencias:

Antiviral drugs for prophylaxis and treatment of influenza. Med Lett Drugs Ther. 2005;47:93.
Cost-effective management of flu in adults older than 65 years of age (summaries for patients). Ann Intern Med . 2003;139:I-27.
Fiore, AE, Shay, DK, Haber, P, et al. Prevention and control of influenza. Recommendations of the Advisory Committee on Immunization Practices (ACIP), 2007. MMWR Recomm Rep. 2007;56:1.
FluMist 60,000-patient phase IV safety study to be conducted with Kaiser. En: The Pink Sheet. Chevy Chase, MD: FDC Report; 2003: 3.
Influenza (flu) index. US Centers for Disease Control website. Disponible en: http://www.cdc.gov/flu/ . Accedido junio 15, 2008.
Influenza vaccination or antiviral treatment for healthy working adults (summaries for patients). Ann Intern Med . 2002;137:I-22.
Mitka M. Health officials brace for flu season. JAMA . 2004; 292:1670-1671.
Stephenson J. Progress treating, preventing influenza. JAMA . 1998; 280:1729-1730.
Stiver G. The treatment of influenza with antiviral drugs (review). Journal of the Canadian Medical Association website. Disponible en: http://cmaj.ca.cgi/content/full/168/1/49 . Accedido noviembre 19, 2004.
US flu season slow so far, official says. Reuters UK website. Disponible en: http://www.reuters... . Published noviembre 7, 2004. Accedido noviembre 16, 2004.
Ultima revisión junio 2011 por Brian Randall, MD
Last Updated: 6/7/2011
advertisement