Control del Dolor Durante el Parto: ¿Cuáles Son Sus Opciones?

PD_Fitness and Wellbeing_67027 Con frecuencia, se piensa que el parto es uno de los acontecimientos más dolorosos que nosotros los humanos experimentamos. En realidad, el grado de dolor puede variar ampliamente de mujer a mujer e incluso de embarazo a embarazo.

Prepararse usted misma para el tipo de dolor que experimentará durante el trabajo de parto y alumbramiento puede ayudar a aliviar algo de la preocupación y ansiedad que podría estar sintiendo. También las estrategias de planeación para el alivio del dolor con anticipación ayudarán a asegurar que usted es capaz de lidiar con el dolor cuando llegue el momento.

Las Causas del Dolor del Trabajo de Parto y del Alumbramiento

La mayoría de la mujeres comienzan el trabajo de parto alrededor de la semana 40 del embarazo. Los signos asociados con los inicios de trabajo de parto incluyen contracciones uterinas, ruptura de la fuente (filtración del líquido amniótico a través de la vagina de la madre), dolor de espalda y ligero sangrado vaginal.

Las contracciones uterinas son la causa principal de dolor durante el trabajo de parto. Además, el movimiento de expulsión del bebé en el útero puede causar dolor por el estiramiento de la vagina y la presión al cuello uterino, vejiga e intestinos.

Con frecuencia el dolor del trabajo de parto se manifiesta como calambres en el abdomen, ingle y espalda. Muchas mujeres se quejan de un sensación cansada y adolorida en todo su cuerpo. También algunas mujeres podrían experimentar dolor en sus costados y muslos.

Controlando el Dolor Durante el Parto

Aunque usted no puede prevenir el dolor durante el trabajo de parto y el alumbramiento, las siguientes estrategias pueden prepararla para este dolor, así usted estará mejor preparada para controlarlo:

Ejercítese Durante el Embarazo

Ejercitarse de manera regular durante el embarazo puede fortalecer sus músculos y aumentar su resistencia para preparar su cuerpo para el estrés del trabajo de parto. Si su médico le ordena hacer ejercicio, intente hacer 30 minutos de actividad cardiovascular moderada (por ejemplo, caminar, usar una bicicleta estacionaria, nadar) y ejercicios de fortalecimiento muscular en la mayorías de los días de la semana.

Tome Clases de Parto

En las clases de parto, aprenderá técnicas de control del dolor como la visualización y los estiramientos. Las dos filosofías de parto más populares en los Estados Unidos son la técnica de Lamaze y el método de Bradley.

En la técnica Lamaze, las estrategias de relajación, los ejercicios de respiración, la distracción y el masaje se enseñan como formas para controlar el dolor durante el parto. Generalmente la actitud hacia los analgésicos es neutral, alentando a las mujeres a tomar una decisión informada sobre si los medicamentos son buenos para ellas.

El método Bradley se centra en un parto "natural", en el cual se evitan los analgésicos a menos que sean absolutamente necesarios. En lugar de ello, se les alienta a las mujeres a contar con el padre del bebé, quien es el que dirige el parto, para ayudar a la madre a relajarse y a usar las técnicas de respiración profunda para controlar el dolor.

Utilice una Partera

Una partera (cuya pronunciación es do-u-la en inglés) es una mujer capacitada para proporcionar continuo apoyo emocional durante el trabajo de parto para ayudar a controlar el dolor. Algunos hospitales y centros de parto proporcionan parteras y algunas mujeres las contratan de manera privada. Un estudio, publicado en el Journal of the American Medical Association, encontró que la presencia de una partera durante el parto redujo significativamente el índice de los partos por cesárea y el uso de anestesia epidural.

Uso de Otras Estrategias Sin Medicamentos

Otras formas para controlar el dolor incluyen la hipnosis, yoga, caminata, masaje, cambio de posición, una baño en tina o en regadera y las distracciones (por ejemplo, contar, otras actividades). Un estudio en el número de Invierno del 2004 de Pain Research and Management encontró que las técnicas de respiración y el masaje administrado por una enfermera redujo considerablemente la percepción del dolor durante el trabajo de parto.

Uso de Analgésicos

La anestesia ráquea y epidural se utilizan comúnmente para controlar el dolor del trabajo de parto. En la anestesia epidural, los analgésicos que duermen los nervios que causan dolor se administran a través de un catéter que se coloca en el espacio epidural cerca de la médula espinal. En la anestesia ráquea, los medicamentos se inyectan en el líquido espinal.

En la mayoría de las mujeres, estos medicamentos casi alivian por completo el dolor del trabajo de parto, pero no duermen todo el cuerpo. Esto permite que la madre use la fuerza de sus músculos del abdomen y de las piernas para pujar y expulsar al bebé cuando llega el momento de hacerlo. Además, el catéter epidural se puede utilizar para administrar medicamentos adicionales en el caso de que sea necesario un parto por cesárea.

También los analgésicos se pueden administrar a través de un catéter intravenoso (IV) o por medio de una inyección en el músculo. Pero debido a que estos medicamentos pueden pasar al torrente sanguíneo del bebé y provocar que disminuya su ritmo cardiaco, con frecuencia se prefiere administrar la anestesia epidural.

Algunas veces, el óxido nitroso (gas de la risa) se utiliza durante el trabajo de parto para aliviar el dolor.

Planifique Con Anticipación

Sin embargo, cuando usted elija controlar el dolor del parto, asegúrese de discutir todas sus opciones con su médico antes de entrar al trabajo de parto. Tener un plan de alivo del dolor con anticipación no sólo hará el trabajo de parto y alumbramiento menos estresante, también aliviará su ansiedad durante su embarazo. Recuerde ser flexible, ya que no sabrá cómo le afectará el dolor de parto hasta que usted esté dando a luz.

Fuentes Adicionales:

American Pregnancy Association
http://www.americanpregnancy.org/

FUENTES DE INFORMACIÓN CANADIENSES:

The Canadian Women's Health Network
http://www.cwhn.ca/indexeng.html
The Society of Obstetricians and Gynaecologists of Canada
http://www.sogc.org/index_e.asp

Referencias:

Childbirth. National Women's Health Information Center website. Disponible en: http://www.womenshealth.gov/Pregnancy/ . Accedido agosto 26, 2005.
Dealing with pain during childbirth. Nemours Foundation website. Disponible en: http://kidshealth.... . Accedido agosto 26, 2005.
Kennel J, Klaus M, McGrath S, et al. Continuous emotional support during labor in a US hospital: a randomized controlled trial. JAMA. 1991;265:2197-2201.
Labor pain: what to expect and ways to relieve pain. American Family Physician. 2003;68.
Torpy JM, Lynm C, Glass RM. Birth labor. JAMA. 2002;288:1432.
Tortp JM, Lynm C, Glass RM. Childbirth. JAMA. 2005;293:2180.
Yildirim G, Sahin NH. The effect of breathing and skin stimulation techniques on labour pain perception of Turkish women. Pain Res Manag. 2004;9:183-187.
Ultima revisión April 2017 por EBSCO Medical Review Board Michael Woods, MD, FAAP
Last Updated: 04/11/2017

EBSCO Information Services está acreditada por la URAC. URAC es una organización sin fines de lucro independiente de asistencia médica y acreditación dedicada a la promoción de asistencia médica de alta calidad a través de la acreditación, certificación y reconocimiento.

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

Para enviar comentarios o sugerencias a nuestro equipo editorial respecto al contenido, por favor envía un correo electrónico a healthlibrarysupport@ebsco.com. Nuestro equipo de soporte de Health Library responderá a su solicitud dentro de 2 días hábiles.

advertisement